5 de julio de 2016

Mobiliario reciclado

Hoy vengo a mostrarles un gran motivo de felicidad y orgullo para Carlos y para mi, desde hace un par de años nos antojamos de hacer nuestro bifé con estibas o pallets... dimos muchas vueltas, vimos muchas opciones y al final aquí está el resultado: 


Es nuestro bello mueble, hecho todo por nosotros, conseguimos las estibas, las cortamos, lijamos, pulimos, sellamos y decoramos. En algún momento yo quise "tirar la toalla" y botarlas... hubo tentaciones con muebles mandados a hacer por parte de mi papá, pero Carlos no me dejó, se negó rotundamente a no terminar nuestro proyecto juntos, después de todo "¿qué ejemplo le daríamos a nuestras hijas si dejamos atrás un proyecto porque es muy difícil?" ¡con esa lógica no podía hacer más que terminar! Y así lo hicimos, no podemos estar más felices y orgullosos, y se ha creado un monstruo: 


Con esta otra estiba hice un mueble para guardar los Cds que ya no cabían en ningún lado...


Un día estaban talando un árbol viejo en el parque y bajé por dos troncos que convertí en la mesa de nuestro balcón...


Uso nocturno jejejeje

Y ayer mismo hemos terminado nuestro proyecto más reciente (que no el último de este tipo, estoy segura), necesitábamos una biblioteca adicional en el estudio, y con unas tablas heredadas y cuatro bloques...


Este ha sido el resultado


No puedo estar más feliz, de verdad que es un auténtico placer el sentir que eso que ocupa un espacio especial en tu casa, es hecho por ti, organizado, planeado y realizado por cuatro manos que han encontrado un nuevo placer juntos :) 


Besos, Karyne.