17 de agosto de 2013

Jardín Secreto 5


Después de más de un mes sin bordar, hoy me dio por retomar esta tela. He tenido unos días raros, extraños, llenos de incertidumbres, de algunas tristezas y otras alegrías, pero eso si de muchas ilusiones; tal vez toda esa angustia se ve reflejada en la falta de cruces, no es la primera vez que me sucede. La verdad es que aunque hoy la sostuve en mis manos, tomé los hilos y enhebré una aguja, alcancé a darle tres vueltas, a ponerla encima de la cama y verla con total desinterés. Luego me dije que ya era mucho tiempo, me dí una pequeña patada en mi trasero emocional y ¡a bordar! Solo espero que me dure.

Lo que avancé es nada realmente, algo de la reja y un poco del cielo, aún no es suficiente para volverme a emocionar, tendré que ver un resultado más claro para sentir que no puedo soltarla de nuevo. La foto es terrible como siempre, la tomé con la tabla y se veía mucho mejor allá que en el computador jejejeje

Esta entrada es también la oportunidad de despedir a una gran persona y amiga, Montse hoy descansó por fin después de una larga, valiente y dura lucha contra el cáncer. Ya no valen los besos ni los abrazos, solo el gran recuerdo que tengo de ella, de su cariño y positivismo a pesar de su dolor. ¡Qué gran lección he recibido hoy!

Besos, feliz bordado. Karyne