18 de marzo de 2011

HSS 4


Una nueva cita para bordar se cumple hoy y es en esta tela, ha sido un buen avance y me ha gustado mucho bordarlo, los samplers definitivamente son una delicia!

La leyenda que viene es otra, que alude más a la herencia de nuestras abuelas, pero como yo no tuve esa fortuna decidí cambiarla por otra, que se acomode a lo que he vivido. Sí que tuve abuelas, obvio, pero mi abuela materna murió cuando yo tenía 6 meses de edad y mi abuela paterna sí que sabía tejer pero sobre todo coser, en sus años mozos era una costurera espléndida y en mi niñez la veía coser aún, inclusive jugaba en su máquina y me clavé una aguja en un dedo una vez, creo que ya les había contado jiijji solo que éramos tantos pero tántos nietos que mi abuela Yolanda, que así se llama, jamás tuvo tiempo de ponerse a enseñarnos nada de nada, ella hacía lo suyo que bastante sí que era y de allí en adelante que cada cual se acomodara, y nos acomodamos!!! Ahora ya está muy viejita, tiene más de 80 años y ni siquiera vive en Bogotá, el clima le hace daño, así que ni modos!


Entonces aunque siempre las labores han estado en mi familia pues no lo aprendí de mis abuelas, fue más por mi mamá y el colegio donde estudiaba, que era de monjas y nos enseñaban de todo un poco... yo siempre me decanté más por los bordados, pero en clase de manualidades enseñaban crochet, tejido y muchas cosas, como era una escuela para aprender a ser profesor, aquí se les llama Escuelas Normales, pues nos enseñaban desde los primeros cursos a trabajar con papel, a pintar (materia pendiente...) y manualidades por montones!!! Allí estudió mi mamá y yo tuve la fortuna de hacerlo unos pocos años también!

Un beso y feliz bordado! Karyne