28 de septiembre de 2007

Cómo hacerse el autoexámen de los senos???

Autoexamen de los senos

Este folleto le indica cómo examinarse los senos
Elija el momento y lugar en el que pueda estar tranquila y relajada durante algunos minutos.
Examínese los senos con regularidad: una vez al mes es, por lo general, suficiente. El mejor momento para el autoexamen es después de cada período menstrual, cuando los senos están probablemente más blandos.
También es importante continuar los exámenes regularmente después de la menopausia.

1. Acuéstese en la cama con la cabeza sobre una almohada. Coloque bajo el hombro izquierdo una almohada pequeña, y la mano izquierda debajo la cabeza. Examínese el seno izquierdo con la mano derecha, manteniendo los dedos juntos y estirados, palpando el tejido mamario con la yema de los dedos; no con las puntas. Divida imaginariamente el seno en cuatro partes e inicie el examen en el cuadrante superior interno, como indica el dibujo. Empiece desde el esternón, presionando suave pero firmemente y con movimientos circulares cortos de la mano, buscando nódulos o engrosamientos.

Avance poco a poco los dedos hacia el pezón y examine toda la zona alrededor del mismo.

2. Ahora del mismo modo que antes,
examine el cuadrante inferior interno del seno izquierdo. Empieze desde el esternón y también desde las costillas situadas debajo del seno, dirigiéndose otra vez, poco a poco, hacia el pezón. En ésta zona puede hallar una cresta de tejido firme, que es perfectamente normal.


3. Retire el brazo izquierdo de debajo de la cabeza y déjelo descansar al costado. Examine el cuadrante inferior externo con la mano derecha, dirigiéndose desde las costillas debajo del seno y al lado de éste, hacia el pezón.

4. De la misma manera, examínese el cuadrante superior externo.

5. Finalmente, pálpese la axila con la yema de los dedos, tratando de descubrir cualquier nódulo o hichazón. Hasta aquí ha completado usted el examen del seno izquierdo.
Para examinar el derecho coloque la almohada debajo del hombro derecho y la mano derecha debajo la cabeza.
Examine el seno derecho con la mano izquierda, tal como lo hizo con el otro seno. Inicie el examen por el cuadrante superior interno y prosiga hasta completar los cuatro. No olvide retirar el brazo derecho y extenderlo al costado antes de examinar la mitad externa del seno.



Puntos clave

Acuda al ginecólogo lo antes posible ante la detección de cualquier nódulo o bulto mamario, o si existe exudación o secreción por el pezón.

Aunque la mayor parte de los nódulos y cambios que se observan en el seno no se deben a cáncer, es mejor asegurarse acudiendo oportunamente al médico.

Tomado de: Centro de Prevención