19 de mayo de 2016

Para las mamás...

Desde diciembre del año pasado nuestra vida cambió, y lo hizo drásticamente: nos mudamos de ciudad. Hasta el año pasado vivíamos en Bogotá, mi esposo y toda su familia son de allí y mi familia y yo somos de una ciudad al sur de nuestro país llamada Florencia, la violencia nos hizo buscar una vida mejor y la encontramos en la capital de Colombia. Sinceramente jamás pensé que me iría, pero la vida cambia y la posibilidad de mejorar nos trajo a vivir a Medellín, una ciudad intermedia que ha resultado ser muy sabrosa, no es lo mismo, pero no está mal hasta ahora. 

Obviamente extrañamos todo de Bogotá, principalmente la familia, por eso ahora que se van acercando las vacaciones de mitad de año lo único en lo que pensamos es en eso... ir a visitar la familia. Este año es especialmente significativo por aquello de las mamás/abuelas que cumplen años redonditos (¡dejémoslo así que luego me matan!) por lo que decidí hacer una pausa en mis avances con los UFOs para llevarles sus regalos. 


Esta es la primera parte del regalo de mi suegra, cuatro mini-cuadros de damas desnudas, de los que ella ha estado antojada desde hace algún tiempo. Aquí están los dos primeros ya listos, me faltan dos para poder ir a comprar los marcos.


Mi mamá -como siempre- fue un poco más compleja, pues sus indicaciones fueron "algo con flores y un balcón o una puerta, o un campo, pero que sea brillante"... osea, cualquier cosa, nada y todo al tiempo. Busqué muchísimo y tuve varios escogidos hasta que como decía el Chavo, "sin querer queriendo" me encontré con este diseño, un bello cuadro de cuatro flores tropicales y enseguida supe que ese era. Ya van dos flores bordadas y me quedan dos.

Así van entonces los regalos de las señoras de la familia, me quedan dos más por escoger, por los cumpleaños de mis hermanos, ya veré que les envío en su momento. 

Besos, feliz bordado. Karyne