2 de marzo de 2016

Portaretrato familiar


¿Si les había contado que soy una bordadora muy antojada? Pues bien, hace ya un tiempo venía viendo esos cuadritos pixelados de las familias y cómo no, tenía que bordar el mío, así que ¡aquí está! Estoy muy feliz la verdad, pues como bien les contaba, era un antojo de esos que se te meten al corazón y que tienes que bordar si o si.

Besitos, feliz bordado. Karyne