23 de octubre de 2011

Lo que me gusta de ir al estadio...

Hay placeres en la vida que a veces ni uno mismo entiende: ME ENCANTA IR AL ESTADIO! Sí señoras, no es que sepa mucho de fútbol pero para mí es una auténtica delicia ir, sentarme en una de las bancas y sentir o ver entre otras cosas....


Los sonidos, adoro cómo suena todo en el estadio, la gente es gritona y dependiendo del momento del partido  aplauden, gritan, maldicen, cantan, insultan o apoyan a los jugadores, esto me da cierta libertad (ejem...) para desfogarme y echarme una que otra grosería de vez en cuando, creo que es de las pocas veces que mi marido se muere de la risa cuando me oye maldecir!


Cuando empieza, el minuto 0 y cuando termina, es increíble cómo la gente es una al inicio, llena de ilusiones y otra al final, ya sea feliz porque ganaron o triste y furiosa porque perdieron como en este caso... 0-0 fue el marcador, en un partido en el que Millonarios necesitaba ganar o ganar!

Los tiros pénalti... cómo son de geniales, y cuando se marca un gol y uno salta, grita y se besa con el maridín de la alegría, no tiene precio! Claro que este lo botaron... obvio la tristeza era grande también!


Las hinchadas que cantan y bailan y llevan esos tambores que hacen mucho ruido, esta es genial, tienen unos cantos maravillosos y prendedizos!!

Los tiros de esquina, no sé que tienen pero me parecen geniales!



Los nombres de las diferentes barras... me parecen intrigantes, hay unos tan graciosos, otros sinceramente ridículos y otros que muestran toda la pasión de los hinchas!


La salida de los equipos a la cancha, aunque antes era mucho mejor, la gente botaba papeles, humo y mil cosas más para celebrar que salían sus "campeones" aún así, sigue siendo emocionante!


La gente!!! Los jugadores que se tiran al piso para "padecer" lesiones muy graves que son obviamente temporales (de dos o tres minutos, a veces de segundos!), el señor que revisa la grama en el medio tiempo, los hinchas jóvenes que se exaltan y maldicen todo el partido, sentados justo al lado del hincha de toda la vida, los periodistas con sus megacámaras, que ya quisiera yo una así, los policías que se supone deben estar viendo hacia la tribuna pero 3/4 partes del partido ven hacia la cancha, los hinchas que brincan todo el partido sin camisa con este frío, a los hinchas del equipo contrario que en general son muy pero muy pocos como en este caso y obviamente quien aquí escribe junto a su marido!


Y por supuesto a mi maridín, ver su cara de felicidad y cómo compartimos estos momentos... es lo que más adoro!! Besos, Karyne