28 de octubre de 2011

Ay mami se me había olvidado decirte que....

Cuando mi hija llega a la casa con esas palabras yo me voy preparando mentalmente para las peticiones más diversas... en esta ocasión después de que le lanzara una mirada de pánico me completó con "para el sábado tengo que llevar 10 balacas blancas con una flor blanca encima" obvio después de la debida angustia porque tengo mil cosas pendientes pero igual no sería capaz de no hacerle las dichosas balacas pues pasé a la etapa de la recriminación.... "porqué tú siempre te ofreces a esas cosas", "yo no voy a hacer nada porque no tengo bases ni cinta ni nada" y por último la resignación: "mañana voy a la 53 a conseguir lo que se necesita para tus balacas".

Total, ayer me fuí a comprar los materiales y conseguí bases metálicas, cinta blanca y fieltro blanco para las flores, no me pegaba la dichosa cinta con nada hasta que se me ocurrió pegarlas con silicona, casi me intoxico anoche y me tocó abrir la ventana de mi habitación un buen rato, corté las flores y las dejé a medio armar y esta mañana terminé de pegarlo todo, al fin aquí están, 10 balacas para el concierto de flauta de mañana, todas tienen que ir con camiseta blanca y sus balacas, y la verdad es que hoy bien temprano cuando mi niña vió las flores a medio hacer fué y me dió un abrazote bien fuerte, gigante, y con una sonrisa de oreja a oreja me dijo: "mami, van a quedar DIVINAS! Muchas gracias" y bueeeeno, eso lo pagó todo la verdad, ando super contenta! Las alegrías que dan los hijos no? son cosa rara a ratos, que no todo el mundo entiende, pero que se disfruta y se conserva en el corazón la vida entera! Besos, Karyne