10 de febrero de 2011

HMS 1


Hoy empezamos con una nueva actividad, el Heirloom Memories Sampler, de VS. Es una bello sampler que va dedicado a alguien que hemos perdido y algunas amigas estaban decididas a bordarlo, así que me he animado también! Es realmente muy bello y tiene mucho trabajo pero vale la pena, yo aún no sé si dedicarlo a alguien como mi tía Esther que realmente es tía de mi papá pero desde que yo era una bebé vivió con nosotros y le ayudaba a mi mami a cuidarnos... por supuesto para mí era como una segunda mamá y la adoraba, o tal vez a alguno de mis abuelitos, pero lo cierto es que estoy muy animada bordándolo!


Esta es mi tía, esto fue tal vez en el año 1991 o por allí cerca y ya estaba muy viejita, pero la recuerdo así... desde siempre, yo tenía una gran conexión con ella; mis primeros recuerdos de sus consentimientos son estando yo sentada en la entrada de mi casa (vivíamos en un pueblo muy pequeño) y ella me llevaba un huevo tibio para que yo lo comiera sentada allí... viendo la gente pasar, realmente me malcriaba mucho y yo la quería montones! Yo estaba muy pequeña, tal vez 3 o 4 años...

Era una mujer de campo, trabajadora y cosía... se cosía su propia ropa, allí donde la ven, esa falda fue hecha toda a mano por mi tía, pues no manejaba la máquina de coser ni teníamos en casa tampoco, así que tomaba la tela y la estendía en la cama, en cada uno de los bordes hacía un dobladillo y ponía los ojales y botones, luego debajo le hacía otro dobaldillo y por último cosía la pretina... así la ví hacer faldas verdes, blancas, rojas... realmente no recuerdo cómo hacía las blusas, pero sí me regalaba los trozos que le sobraban de tela y yo jugaba con ellos!

Y siempre vivió con nosotros, hasta cuando nos vinimos a Bogotá y no soportó el clima frío, se devolvió para Florencia que es caliente y allí se murió, ya de viejita, cuando yo tenía tal vez 17 años, recuerdo muy bien esa noche porque me fuí con mi papá para su entierro, un viaje de 12 horas y nos fuimos de noche, lloré todo el tiempo que estuve despierta... definitivamente la quería mucho! En fin... ya decidiré, porque ya estoy hasta llorosa y eso que no he hablado de mis abuelos!

Un beso, Karyne