14 de septiembre de 2017

Blusa bordada


¡Acabo de terminar mi blusa y no puedo estar más feliz! Empecé el curso en la Casa de la Mujer en Sabaneta -el pueblo donde vivo- hace cosa de casi dos meses, estuvo parado porque después de la cirugía tuve un repentino ataque puntocrucero y hasta hace dos días la retomé. Estoy muy pero muy satisfecha, obvio que tiene mil fallos y los veo toditos, sobre todo con la tensión del hilo, pero ha sido un verdadero placer para mi terminarla.


La profesora me dijo que usara hilos vivos, coloridos y chillones, y me asombré de mi elección (DMC 334, 471, 498, 727, 3346, 3834, 3835, 3853, 4502, un rosa matizado sin número y un curuba que tampoco tenía numeración)  al final no fue tan colorido, pero si como yo quería. Ella me dio indicaciones maravillosas, aprendí nuevas puntadas y practiqué el inicio y remate de las hebras en la tela sin dejar ningún nudo.


Como no he podido volver al curso, varias puntadas las escogí yo y lo hice muy a mi gusto. Ya creo que la semana entrante podré ir de nuevo y llevaré otra cosa para poder seguir aprendiendo. Es maravilloso poder pensar en que me pondré esta blusa, que hice totalmente yo: la corté, cosí y bordé, ¡estoy encantada! No será la única que haré, de eso estoy segura.

Besos, feliz bordado. Karyne