25 de julio de 2016

Los Pérez Fonseca


Hace poco cumplió años mi hermano y como este sábado viene a visitarnos, decidí que su regalo sería este, un retrato de su familia bordado a punto de cruz. Me encanta bordar así estos detalles pixelados, me parecen geniales, ya tengo en proceso la familia de mi hermana y para diciembre cuando vayamos de visita a Bogotá, tengo un par de regalos así para un par de familias muy especiales, que queremos mucho.


Debo decir con total felicidad, que le he tomado de nuevo cariño a los nudos franceses... los odiaba y he encontrado una forma genial y sencilla de hacerlos, tanto que ahora se los ando poniendo a todo, como en este caso, la camiseta de mi sobrina, que decoré con un corazón todo él hecho a partir de estos nuditos.

Besos, feliz bordado. Karyne