10 de junio de 2013

Nacimiento Tatty Teddy 1


Nunca entendí el ofrecimiento que me hizo mi tía Estela una tarde, cuando llamó a mi casa o pedirme que fuera la madrina de mi pequeña prima, que apenas tenía un par de años de edad. Obviamente le dije que si, sin saber muy bien en qué me metía, porque eso de tener ahijada creo que no se hizo para mi. Ya han pasado algunos años -unos pocos nada más- y la bebé que cargué en mis brazos ya es toda una mujer.  Sin embargo, por la corta edad que tiene (18 años recién cumplidos) la grata noticia de un nuevo bebé en la familia nos sorprendió a todos.

Así que aquí estoy, de nuevo bordando para un bebé al que le faltan tan solo cuatro meses para ver la luz, y con un antojo de Tatty Teddy que no me llegué a imaginar. Este será el nacimiento, un oso dormilón sobre su almohada, esperando las caricias de mamá. Y aunque no tengo intenciones de parar aquí, voy despacio, con calma, para tener todo lo imaginado a tiempo.

Besos, feliz bordado. Karyne