20 de enero de 2013

Reunión de enero

 Desde hace ya un tiempo el grupo de bordadoras que vivimos en Bogotá tenemos la costumbre de reunirnos cada mes, en general no hacemos gran cosa, charlamos, nos reímos y si es posible hacemos algún trabajo pequeño de costura que nos permite compartir y terminar algo en una tarde.


En esta ocasión la reunión ha sido en mi casa y fue muy esperada porque en diciembre por diferentes circunstancias no pudimos hacerlo, la idea era coser un peto en forma de corazón que vimos hace un tiempo en el blog de Covadonga, así que muy juiciosas nos pusimos manos a la obra -y a la máquina- y a pesar de resultar solo dos niñas juiciosas que terminaron su corazón (¡ejem!) nos divertimos muchísimo! Repartimos los regalos del intercambio navideño, nos reímos como pequeñas y planeamos casi que el resto del año borderil.


Este es mi corazón, tremenda modelo, ¿verdad? Elegí una tela de girasoles azul y para los corazones que van encima una amarilla que le diera buen contraste, para terminar, utilicé algunos de los charms que Gina me regaló hace un tiempo y que no les había mostrado, pero que son una belleza!

Y hablando de regalos, justamente tengo que mostrarles detalles varios, no los de navidad, porque no tomé foto de los míos para Daphne y los míos no pudieron llegar puesto que mi amiga estaba enferma y no asistió a la reunión, así que esos serán motivo de una entrada nueva. Los que quiero compartir con ustedes son estos: 


Lilián Pilar nos regaló a cada una de nosotras un adorno pequeño para el árbol y esta belleza es la mía. 


Nora nos regaló estas lindas muñecas que tienen por cabeza un dedal y en su interior alfileres, divinas.


Gina este guante navideño, que cosió su madre y en el interior una máquina de coser preciosa, que usaré como dije para una manilla, o un collar tal vez! A la derecha hay dos fotitos de los charms que les contaba antes, y que me regaló hace un tiempo, junto con esto...


¿Se parece a mi? No soy mona ni uso boinas, pero mi querida amiga la vio loca, loca igual que me ve a mi! ¡Así que más feliz no podría estar!

Besos y feliz bordado, Karyne