26 de enero de 2013

Corazón, ¡mi corazón!


Me encantan los corazones, aunque no parezca. Pero como no soy especialmente fanática de las celebraciones en fechas especiales, tengo quien me acose de buena manera y me obligue a irme rodeando de estas pequeñas cosas, estos detalles que sacan mi lado romántico a flote.


Así que aquí está mi corazón, ese que se desgarra a veces, pero que coso y remiendo con cuidado y paciencia, como debe ser.

Besos, feliz bordado, Karyne

7 comentarios:

  1. Pues... ni me defiendo jajajaja

    Esta simplemente precioso, me encantan los detalles y el tamaño esta apenas.

    Y dos cositas mas:

    1. Las fiestas son solo una disculpa para llenarnos de cosas que nos gustan ;}

    2. Un corazón sin remiendos es un corazón que ha llevado una vida aburrida. ❤❤❤

    He dicho.

    Pd/ Una cosa es que tu me antojes y luego yo te "acoso" y otra que tu vueles con tus propios antojos :}

    ResponderEliminar
  2. Mi Kary te quedo divino! Y es tan precioso como tu gran corazon! Bss

    ResponderEliminar
  3. jajajaj y no, no dejo que me digan que yo antojo a las demás!

    Besos nenas!

    ResponderEliminar
  4. Precioso detalle, te ha quedado muy delicado.
    Acabo de descubrirte y me quedo por aquí pues me gusta lo que haces. Besos Karyne.

    ResponderEliminar
  5. ¡Muchas gracias nenas! Besos

    ResponderEliminar
  6. Karyne, precioso! esa cinta de terciopelo rosa le va que ni pintao!

    ResponderEliminar

¡Gracias por dejar tus comentarios!
Un abrazo, Karyne