23 de mayo de 2012

Petroglifos 1


En Colombia cuando terminas la educación secundaria debes irte preparando para saber qué profesión desempeñarás el resto de tus días, no siempre los deseos se transforman en realidad y ese fue mi caso... no porque mis papás no me dieran su total apoyo emocional, moral, financiero y de todas las formas posibles, sino porque yo me equivoqué al elegir: la odontología y yo no nos llevamos bien! Me tomó mucho tiempo darme cuenta de eso y tal vez a eso se debe el que no la ejerza. Yo DEBI HABER SIDO ARQUEOLOGA! Todavía miro mis libros y cuadernos y las materias opcionales que tomé en la universidad y no sé cómo no me cambié en su momento... gallina en la vida que he sido me imagino!

Y cuando se combinan dos cosas: tu tierra que te llama para que vayas a visitarla y los gustos de siempre pues sale un bordado nuevo! La primera foto muestra uno de los mayores descubrimientos arqueológicos del Caquetá, los Petroglifos de El Encanto! En la ciudad de Florencia se encuentra ubicada esta enorme piedra con grabados de los indígenas que habitaron mi tierra hace muchos años, según Silva Celis, el arqueólogo que los estudió hace 50 años son precolombinos y reflejan como suele suceder la cosmovisión del hombre de aquella época!


Yo tomé un trozo de los grabados, dibujados con gran precisión por Silva Celis y los estoy plasmando en una tela, gris, hermosa de Silkweaver (Thunderstorm, Belfast Linen count 32) como no podría ser de otra forma para homenajear mi hermoso Caquetá y con el hilo 3865 de DMC lo estoy bordando con puntada lineal, no ha sido sencillo y solo llevo este poco que en en la foto anterior, pero es que he empezado desde cero, imprimiendo el dibujo y pasándolo a mano en una cuadrícula que me permitiera ocupar toda la tela pero procurando que quede lo más claro posible! Así voy, de a pocos, y mientas escribo esto no sé porqué ando llorona... pero así voy!

Besos, feliz bordado, Karyne