7 de agosto de 2008

El inicio de un regalo...


Este fin de semana hay maratón puntocrucera, y cómo no, debía escoger un bordadito para trabajar en él desde mañana hasta el lunes... aunque tengo muchas telas entre manos y muchos objetivos que cumplir, hoy tuve que llevar a Gabrielita a sus clases de mtemáticas, en general son los domingos en la mañana, pero este domingo tenemos día de las cometas en el colegio, así que ni la profesora ni nosotros podíamos asistir, y como hoy es día festivo en Colombia la profesora me llamó ayer para que la llevara hoy a su clase, que me cayó de perlas porque mañana tiene exámen, así que aprovechamos para que tuviera todo más fresco aún.

Entonces, retomando, desde hace varias semanas venía con la idea de regalarle algo a la profesora, no sabía aún qué, y hoy decidí ponerle cara al bordado para ella, se me ocurrió que una bolista para llevar el té podría gustarle, así que me decidí por este diseño. Mi meta es bordar una tacita, como quiero regalárselo al finalizar el año escolar, es decir, en noviembre, no tengo afanes.

El colegio de mi hija es de suizos, y queda a las afueras de Bogotá, por lo que es un colegio campestre, es muy bonito, aunque bastante austero, lo que me gusta, el fundador es un suizo que vino a Colombia hace mucho tiempo, con su esposa y un par de hijos y aquí tuvieron a los demás, casi toda la familia trabaja allí, ya sea de profesores o en otras labores y todos han sido educados de forma muy exigente, por lo tanto el colegio es así también,
Esta es la vista que tiene mi hija desde su salón de clases, la tomé en la última entrega de notas

les enseñan a los niños a ser independientes y mi hija siempre había sido muy contemplada (aún lo es....) así que el colegio le dió muy duro al principio... yo sufrí muchísimo y lloré aún más, pero al final entendí que lo único que necesitaba mi hija era algo de mano dura, no pegando ni algo así, solo exigiéndole mucho más, ella es capaz - y lo ha demostrado - de dar mucho más de sí, eso me lo ha enseñado esta profesora, por eso le tengo tanto aprecio, he hablado muchas veces con ella y podría decirse que me ha "dado cartilla" para dejar de ser tan permisiva con mi hija sin dejar de demostrarle tod mi amor, espero que le guste su regalo, ya les contaré!!!!

Un beso, Karyne